LAHOZ ARQUITECTO


ESTUDIO-TALLER DE ARQUITECTURA
 


Galería VI: Formentera, Illes Balears.

"Proyecto para la protección y preservación del medio ambiente del litoral en Formentera"

"FORMENTERA 20 AÑOS DESPUÉS" (Nuevo)


Autor del proyecto y control ambiental de las obras: Vicente Lahoz Doménech , como asistencia técnica a la Demarcación de Costas de Baleares (proyecto 1995; control ambiental ejecución de las obras:1995-2000).


 • Las playas y dunas, una frontera entre el mar y la tierra 

 Las playas y dunas están formadas por arenas; es un sustrato móvil que se desplaza según la fuerza de las corrientes, los temporales y el viento.

 El mar puede aportar arena o erosionar la playa, según la intensidad de las olas y la fuerza de las corrientes.

El viento transporta la arena hacia el interior. En ocasiones las dunas se desplazan empujadas por el viento.

Las dunas son depósitos de arena, surgen cuando el mar deposita más arena de la que erosiona y el viento se encarga de modelar los relieves dunares.

Cuando el mar erosiona la playa, las dunas pueden frenar su desaparición al actuar como reservas de arena. 

En Baleares más del 50 % de la arena proviene de bioclastos, es decir de restos de pequeños crustáceos y conchas que viven principalmente en las praderas de posidonia oceánica. De ahí la vital importancia de las praderas de posidonia para la existencia de nuestras playas y sistemas dunares, entre otras cosas.


 


 


  • Las dunas, un ecosistema extremadamente frági

La movilidad de la arena hace muy difícil la vida de las plantas y animales sobre ella. Solo plantas especializadas en enraizar en sustratos que se mueven pueden colonizar las playas y las dunas.

La mayor parte de las plantas y dunas retienen la arena con sus sistemas de raíces, frenando o impidiendo su movilidad.

La forma y estabilidad de las dunas se debe a la acción de estas plantas especializadas. 


 

 

 


* Las playas y dunas, un recurso natural y turístico 

Formentera vive de su patrimonio natural, de sus paisajes mágicos, pero sobre todo de sus playas y dunas, buscadas por miles de personas. Patrimonio natural y recurso turístico son la misma cosa. Proteger el ambiente es proteger la economía de la isla, y desarrollar la economía local pasa por conservar su medio natural


 


  • Un recurso amenazado 


Miles de personas caminando sobre las dunas, vehículos aparcados sobre la arena, tractores circulando por la playa, sombrillas, velomares, tumbonas, chiringuitos, etc., un peso excesivo para un ambiente frágil y vulnerable.

La vegetación desaparece, las dunas se desmoronan, el viento mueve la arena haciéndola desaparecer. Pronto del cordón dunar sólo quedan muñones inconexos.

El mar invade la playa. Estamos perdiendo nuestro recurso.


 • Un proyecto de conservación medioambiental

Conservar la playa no significa dejar de utilizarla. Hay que evitar los impactos que provocan la degradación de la duna.

La Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente, con fondos de la Cohesión de la Unión Europea, ha invertido 664.694.412 pts en un proyecto de protección y restauración de la duna de Formentera.

Se han utilizado técnicas para evitar los principales impactos, ordenar la circulación peatonal, restringir el acceso a zonas sensibles, restaurar el relieve dunar y repoblar con especies vegetales propias de las dunas.

Estas actuaciones se han realizado en las playas de Illetas, Llevant, Mitjorn y en el islote de Espalmador a lo largo de tres fases que se iniciaron en junio de 1995.

 

 


   • Cercados para la protección de las dunas 

La circulación indiscriminada de personas y vehículos es el principal factor de degradación de las dunas.

Las pequeñas alteraciones que provoca un camino son amplificadas por el viento, provocando surcos y canales que desmoronan el sistema dunar.

Se han instalado cerca de 47 km de cercados realizados con postes de madera y cuerdas de cáñamo para evitar que los vehículos puedan entrar sobre las dunas y para llamar la atención a los usuarios de que se trata de una zona vulnerable que deben evitar para no alterarla. 

 


 


* Pasarelas de madera para transitar sobre las dunas 

Los usuarios de las playas podrán acceder a ellas por caminos diseñados para su comodidad y para evitar el trasiego directo sobre la arena. Se han construido 4,4 km de pasarelas de madera que facilitan los accesos a la playa y a las instalaciones turísticas; de esta manera, los bañistas pueden llegar y volver desde la playa sabiendo que no causan ningún problema a la estabilidad de las dunas

 


• Información a los usuarios 

Es muy importante tener la complicidad de los miles de usuarios de las playas para tener éxito en su protección. Para ello es imprescindible darles información de las razones de las actuaciones que se han emprendido. La colaboración de la sociedad permite hacer actuaciones blandas y poco impactantes para conseguir la protección real del ecosistema. Para ello se han instalado 596 unidades de carteles informativos. 

 


 • Restauración del sistema dunar

El uso masivo y poco ordenado de las dunas de Formentera ha provocado la degradación de las zonas más frecuentadas.

Se han realizado actuaciones específicas para la restauración de estos espacios. Se han instalado 17 km de empalizadas para captar la arena desplazada por el viento y se han revegetado 40.000 m² con plantas propias de las dunas.

Ambas actuaciones pretenden recuperar el relieve de las dunas y fijar la arena mediante las raíces de las plantas.




FORMENTERA 20 AÑOS DESPUÉS 

 (reportaje fotográfico de la Asistencia Técnica) 

 
 El Proyecto para la Preservación del Litoral de la Isla de Formentera, fue desarrollado en el trienio 1997/2000 , en tres fases ejecutadas en los meses fuera de temporada. Ha sido el mayor y más ambicioso proyecto de preservación medioambiental ejecutado por Costas en Illes Balears hasta el presente. Ahora 20 años después, recordamos la situación del medio ambiente del litoral antes de la actuación (1991-1992), un resumen de las actuaciones y técnicas empleadas y un reportaje fotográfico recuperado de viejos negativos y diapositivas.

Situación anterior a 1992  

 

 

 

Como podemos observar, las fotografías corresponden a la zona de Illetes y Cavall d`en Borrás. La destrucción de los sistemas dunares por una actividad antrópica/turística sin control, afectaban no sólo al valor paisajístico del entorno sino también a la fauna, flora e incluso al sistema playa-duna, con pérdida de sedimento de las playas y acción menguante de las mismas.
 
 Actuaciones

La primera foto corresponde al Pas d´en Adolf, al norte de Illetes. Las dos siguientes el sistema dunar frente al restaurante Ministre y la playa de Illetes por esa zona, con el sistema dunar casi desaparecido. Siguen fotos mostrando el descontrol del tráfico por doquier con total desprecio al medioambiente. Podemos hacer extensible esta situación a otras zonas de la Isla como Platja de Mirjorn, Els Pujols, Platja de Llevant, Es Calò y al islote de Espalmador, aunque éste a menor escala.


En las primeras fotos de este 2º bloque vemos la restitución de la duna del Pas del Adolf, utilizando captadores de arena formados por espartina y con plantaciones con vegetación halonitrófila, reproducida en viveros de la propia actuación. Se muestran distintos estados en el tiempo de la actuación, con la espectacular restitución de la duna y su vegetación. 


La vegetación utilizada en la reconstitución de los sistemas dunares es: Ammophila arenaria, Pancratium marítimum, Elymus factus, Crtihum maritim, Asparragua horridus, Diplotaxis ibicensis y Limonium psudoebusitanum, entre otras y como las más utilizadas.

Vemos en el tercer bloque distintas ubicaciones, por orden: Illetes, Platja de Llevant, Platja de Migjorn y chiringuito "Luky", pasarela de unión Illetes-Llevant, el técnico que suscribe y el encargado de obra de la empresa adjudicataria CYES, y en la foto inferior vemos la plata de Illetes frente al restaurante "Ministre" al tercer año de la actuación con el sistema dunar restituido, un estado espectacular de la vegetación y un ancho de playa aumentado, RODEANDO las rocas que florecen, anteriormente en contacto con el agua.